sábado, 6 de octubre de 2007

Ser mujer en Venezuela, la hora que llega

¿Cuál será la fómula mágica para cumplir a cabalidad con todos los roles femeninos y pues no sentirte fatigada?

Admito que transito el camino para aplicar las fórmulas que he ido descubriendo y bueno a veces me va bien y otras veces no tanto, por lo que debo considerar diferentes estrategias porque sólo tomar vitaminas, pues no basta.

Y es que cuántas de nosotras no nos hemos sentido presionadas con la disyuntiva ¿Crezco como profesional? ¿Crezco como madre? ¿ Acepto aquel cargo de Directora o Gerente, o quizás me quedo en el que tengo cuyo horario es más flexible y me permite atender mejor a mi familia?

Les confieso también que esto me ha pasado y que he optado por dedicarle más tiempo a mi hijo, aunque luego salga mi Yo martirimazo a reprocharme por abandonar lo que pudiera ser un acelerado crecimiento profesional.

La gran mayoría de mis amigas Gerentes y Vicepresidentas no tienen hijos. Y si los tienen pues ya son adolescentes o grandecitos. Y las que los tienen pequeños, viven en un estrés permanente. Casi todas por no decir la mayoría son de corte patriarcal, patriarcal y ferozmente competitivas. (Son de esas mujeres que describí en mi escrito "Mujer: Tu hora ha llegado", dispuestas a batirse a la macha para defender sus proyectos, las que cortan rabo y orejas y a quienes es muy dificil ver como delicadas flores porque no se permiten por nada del mundo ser vulnerables.... es más son alérgicas a la vulnerabilidad (por ende es muy común verlas sin pareja, muchas de ellas me dicen que no encuentran al hombre perfecto que esté a la altura de las circunstancias). Tanta búsqueda de perfección hace que pues no aparezca nadie a la vista o que no logren ver mejor dicho a nadie en derredor.

"Los hombres no nos entienden", dicen. El famoso psiquiatra venezolano Roberto de Vries pudiera agregar: No es eso. No es cuestión de entendimiento sino de temor!! De Vries opina que la Mujer Venezolana es lista, es guapa e independiente y los hombres les temen.

Si estuviéramos haciendo una analogía con la realidad de un mercado, dice De Vries la mujer venezolana vendría a ser como un superproducto que no tiene grandes consumidores

En algún momento me creí la Super Mujer. Claro llegué a una ciudad como Caracas a los 17 luego de haber vivido un año en EEUU. Cuando uno tiene que asumir responsabilidades desde tan chama y luego defenderse sola en una capital como la nuestra bueno a veces no se asume la postura más indicada. Particularmente a mi me sirvió en muchas ocasiones, estar a la defensiva y me acostumbré a resolver mi vida con el cartelito en la frente: NO NECESITO AYUDA, PUEDO SOLA, GRACIAS.

Anulé a la Diosa, Princesa, Maga, a la mujer que llevaba dentro por mucho tiempo para adaptarme a una sociedad patriarcal que pide mujeres exitosas que no se agoten en el intento.

Ay pero yo me agoté ¿Saben?. Cansaba eso de anularse, porque la esencia matristica, de suavidad, femenina es muy fuerte y yo la necesitaba.

Las hormonas un día jugaron su magistral presión, ya llegaba a los 31, sin hijos. ¿Ser madre no es acaso una de nuestras pruebas sagradas de maestría, me pregunté? y vivi ese momento grandioso en todo su esplendor pese a algunos obstáculos de alcance e impacto profundo. Sin embargo les confieso que nunca antes me había sentido tan bella y tan plena, fue una de las alegrías más grandes.

Una de mis amigas me decía , ay amiga, es muy bello cuando están dentro del vientre... pero cuando salen de él.....

Y tal cual. Hay que armarse de fuerza física, espiritual, paciencia, entrega y Fe de que si podemos con todos los roles.

Pues como ser humano al fin, debo sumar a la larga lista de asesorías, artículos, campañas y otros proyectos, la larga lista de responsabilidades que implican ser mamá, sin descuidar a la Diosa que hay en mi y bueno termino agotada. Sumando las colas de Caracas (a las que ya les dediqué bastante en este blog).

Y eso que no he nombrado otros roles, como la hija, la hermana, amiga, la sobrina y pare usted de contar.

Nosotras finalmente nos organizamos, porque eso si tenemos las mujeres, nos adaptamos a las circunstancias y batimos récords como mujer pulpo.

El asunto es ¿cuán cerca estamos de nosotras mismas al llevar a cuesta tanta responsabilidad?
¿A quien queremos engañar cuando decimos que si podemos con todo?
¿Por qué se hace tan dificil a las mujeres conciliar su parte femenina, con su maternidad y su vida profesional?

Pese a todas las tendencias que pudieran existir para promover la igualdad entre hombres y mujeres en el mundo laboral, lo cierto es que desafortunadamente el ámbito de trabajo sigue siendo en muchos casos patriarcal , diseñado y pensado para hombres. Una vicepresidenta de compañía da todo por el todo, no puede irse a casa temprano ni mucho menos pedir un horario flexible para atender a su bebé. Eso no es rentable para muchas empresas.

A mi siempre me ha interesado el tema de la mujer y sus roles en el siglo XXI. Me preocupa adicionalmente que esta sociedad presione tanto a la mujer-madre y después paradojicamente exiga o espere tanto de las generaciones futuras: que sean sanas, que construyan un líderazgo centrado en el país, etc etc, y como es eso posible pues si las madres de esas generaciones viven en este estrés?. Otra vez tengo que asirme de mis legados aborigenes. Muchas culturas indígenas tenían claro que la mujer debía ser reconocida como eje vital de la comunidad.

Riane Eisler en su libro "El cáliz y la espada" citado en su ensayo para la compilación "Ser Mujer"reconstruye el mundo primitivo de colaboración solidaria entre hombres y mujeres que dio después un giro sangriento de dominación masculina. Eisler afirma que luego de este giro los hombres que estaban en el poder enterraron deliberadamente la verdad sobre la naturaleza igualitaria de la sociedad anterior, de manera que a todo el mundo le parecía(como sigue ocurriendo en la actualidad) que los hombres habían mandado siempre como padres, políticos, sacerdotes o .... Dios

Eisler menciona en su ensayo "La transformación cultural y lo femenino" que la nueva integración de las mujeres y la recuperación de los llamados valores femeninos, como la compasión, la no violencia y el cariño en todos los campos de la vida, es uno de los progresos más importantes de nuestra época, un elemento esencial del cambio que necesitamos con urgencia, desde lo que esta autora ha llamado "sistema dominador de organización social hacia un sistema de colaboración solidaria con un modelo coparticipativo de organización social".

A la espera de este prometedor modelo, las mujeres seguimos y lo hacemos lo mejor que podemos y sabemos.


"Cuando se abre tu corazón, empiezas a experimentar la infinita reserva de amor que tienes a tu disposición, y de pronto puedes apreciar lo estraordinario que es estar viva". Los miedos son como un muro. ¿Cómo prepararse: El amor nos prepara.

¿Cómo amar: venciendo los temores

¿Cómo atreverse?: Nada tienes que perder

¿No parece difícil?

Nada es fácil, nada es difícil. Todo es una oportunidad de aprender




"Y CADA LUNA,
LA MUJER TIENE UNA CITA CON LA TIERRA.


ES TIEMPO DE OFRENDA

TIEMPO DE PURIFICACIÓN

TIEMPO DE RENACIMIENTO"



ANAIZ QUEVEDO

3 comentarios:

Renny dijo...

ES FACIL PENSAR QUE LA VIDA NOS IMPONE DEL DESTINO. PARCIALMENTE ES ASI. SIN EMBARGO, DEMASIADAS VECES LO QUE VEMOS COMO IMPOSICION ES ELECCION.LO ELEGIMOS, OPTAMOS POR UNA ENTRE MILES DE OPCIONES. CADA INSTANTE CREAMOS REALIDAD CON LAS DECISIONES. NADIE NOS OBLIGA A MANTENER EL TRABAJO O LA PAREJA QUE TENEMOS. ES UN AUTODESTINO, PERO NO ES FACIL RECONOCERLO. TODO ES PROYECCION. LO HAN DICHO LOS BUDISTAS DESDE HACE 2.500 AÑOS Y HOY LO REPITE LA MECANICA CUANTICA. ELIGES PERO NO SABES QUE ELIGES. TE HACES ADICTO A UNA FORMA DE DECIDIR, DE SENTIR, DE HACER. Y LUEGO CREEMOS QUE SOMOS VICTIMAS. EN REALIDAD, LUEGO DE 25 AÑOS TRABAJANDO CON LA CONDUCTA HUMANA, PIENSO SINASOMO DE DUDA, QUE NO ES TAN CIERTO. PODEMOS CAMBIAR, PERO ESO TIENE UN PRECIO Y POCOS DESEAB PAGARLO. EN MUCHCO SOMOS LO QUE HEMOS ELEGIDO SER.

Anaiz Quevedo dijo...

Caramba Renny, la sorpresa es mayúscula. Que alegría primero saber de ti y segundo pues contar con tu feedback tan lleno de sabiduría. Nunca olvidaré que gracias a tus libros y a una charla tuya hace ya más de 9 años comencé a reflexionar sobre aspectos relacionados con mi autoestima. Si, comparto contigo lo de las elecciones, "Vivimos en el universo que somos capaces de imaginar"

Gracias Renny, os recuerdo con muchìsimo cariño
Anaiz

Eliana Quintero dijo...

Amiga gracias por invitarme a seguir leyéndote, que me encanta de paso. Mi comentario te lo escribo en formato de reseña en mi Blog, en el texto los "Los 4 años de la Brujita Fashion"...
Un fuerte abrazo
Eliana Quintero
http://elianaquintero.blogspot.com/