miércoles, 10 de octubre de 2007

La Maga y La Rosa








Hay una afirmación que mi amigo Enrique Barrios ha repetido en cada uno de sus betsellers:
"Vivimos en el universo que somos capaces de imaginar" y esta idea la desarrolla profundamente y con ese estilo que me encanta de él en el Maravilloso Universo de la Magia, libro en el que tras un interesante proceso de reflexión e iniciación podemos comprender por qué es posible encontrarnos con nuestro mago(a) interno(a)

Les comento esto porque siguiendo con el tema de lo que somos capaces de soñar y hacer las mujeres, he conversado con mis queridas amigas de lo mágicas que a veces podemos ser y no nos damos cuenta.

Circulan por internet aún, textos sobre la película El Secreto. Al leerlos recordé como llevar los pensamientos a un polo positivo porque como bien leí en ellos: " los pensamientos se vuelven
cosas" Nos convertimos en aquello en lo que pensamos todo el tiempo y también lo atraemos "Si lo ve aquí, lo sostendrá aquí".

Es así como podemos crear realidades diferentes partiendo de la energía que estemos manejando. Les cuento (estoy de confesión en confesión, en este blog, jajaja) que hubo un tiempo en el que mis pensamientos se centraban en las dificultades, en los obstáculos, en las cosas que no habían salido bien, en los desamores y desencantos. Rayos, si que fue difícil esa época puesto que tanto pensaba en lo que me ponía triste, que irremediablemente terminaba tristísima o muy desilusionada. Y no hay que ser muy listo para adivinar que obviamente la gente pues percibía esa energía y entonces vaya, significaba la suma del desencanto, porque atraía la misma energía.


"Ley de la Atracción:
Todo lo que llega a su vida
usted lo atrae a ella.
Y es atraído a usted por virtud de las imágenes
que mantiene en su mente.
Es lo que usted piensa.
Todo aquello que sucede en su mente
usted lo atrae hacia sí mismo".

Hasta que un buen día.... ZAZ, la maga despertó. One second!!! no puedo continuar así. Si quiero Amor verdadero: a pensar en él, si deseo una vida laboral sana y armoniosa a visualizarla para poder ver los escalones que me conducirán a ella, si quiero que fluyan positivamente las cosas tengo que cambiar el modo como estoy enfocando mis pensamientos.

La maga sabe, la maga intuye, la maga actúa. Pero muchas veces anulamos esta voz maravillosa, así como anulamos nuestra Diosa que es una bellezura, o nuestra vulnerabilidad de Rosa y solo mostramos las espinas.

Otra cosa que aprendí de La maga y La Rosa es que este camino sólo es posible si miramos hacia adentro, si comenzamos a trabajar en nosotros y nosotras lo que estamos buscando afuera.
¿Cómo esperar un reflejo de alguien que aún no hemos descubierto?

El trabajo no es fácil, no es dificil, pero sin duda es un camino lleno de sorpresas que debemos saber manejar. Uno de los aspectos sobre los que otras mujeres más me preguntan es sobre las relaciones. Insisten en asumir que las mujeres buscan a hombres que no han nacido y que los hombres buscan a mujeres que ya no existen.

Lo que yo humildemente puedo agregar a esta inquietud es la base fundamental del trabajo en equipo que es lo más terrenal que se me ocurre. Si uno de los dos no está listo para sincronizar saberes y energías, señores y señoras, el encuentro puede darse pero quizás no germine una relación de esas que inundan el alma, el cuerpo , el espíritu. Habría siempre un vacío, y no presisamente que tenga o deba llenar el otro, porque eso es en sí un error. El otro(la otra) no viene a llenarte, viene a acomparte, a ser mago(a) de su propio destino. Usualmente las misiones son compatibles y unidas se multiplican, pero cada quien como ser completo, sin sumisión de uno con el otro.

James Redfield en su novena revelación explicaba que cada ser debía estar completo y explicaba la metáfora del anillo de matrimonio. Dedica varias líneas a comentar que los anillos provienen de un ritual ancestral entre almas. Ninguno de los anillos está a la mitad o depende del otro para Ser Uno, cada anillo está completo. Juntos, dan frutos de gran alcance.

Comenzar por uno, conseguir nuestras metas más anheladas, crecer como personas, como individuos y aprender a estar solo (a) y aún así ser feliz es el primer paso. La mayoría de las personas no sabemos hacerlo. Enrique Barrios en su libro Mensaje Acuariano refiere que cuando dependemos del otro(a) y la necesitamos para ser felices , hemos encontrado una muleta, pero no el alma complementaria, todavía no.

Mi amada Maestra Beatriz Aristegui decía "Nadie te hace sufrir, Nadie te hace feliz", escogemos ser felices o infelices, es una decisión personal.

Vaya que no es fácil claro ir con los pensamientos positivos a cada instante para atraer situaciones positivas. El planeta tiene sus situaciones y estamos en cuerpo humano, padecemos y bueno somos un mar de emociones. Y más nosotras las mujeres, las que nos permitimos ser suaves como la Rosa y esconder las espinas.

Estoy intentando dejar fluir a la maga, a la Diosa, a la Rosa, disfrutar cada instante que me regala la vida y ser feliz con los pequeños detalles. Estar en esa energía me ha permitido explorar rutas de aventura, de proyectos que se conectan con labores solidarias. Creer en la magia que todos llevamos por dentro me ha enseñado a tener una visión más optimista de la vida y encarar las situaciones con mejor ánimo. Porque conchale, esta pasantía en el planeta tierra amerita paciencia, decisión y valentía.

Si estamos ya vencidas pues pa que prepararnos para la batalla, no creen? A veces estamos tan metidas en pensamientos negativos que comenzamos el día así, y bueno ni contarles que empezamos agotadas lo que podría ser una mañana diferente.

La maga aprende de lo que a simple vista parece un error y avanza. Vive su duelo y se levanta.
"Vivimos en el Universo que somos capaces de imaginar y construir".

"Despierto y siento que soy
la Rosa, la Maga, la Diosa
Soy la que Soy
toco mis manos, mi alma , mi vida
dispuesta a dar y recibir
en un ciclo armonioso que eterno es

Estoy en la brisa y las estrellas
Soy Luna dispuesta a mirar al Sol
Soy Luna dispuesta a recibir la mirada del
Sol

Cuando soy maga las montañas abren paso
No hay obstáculos
Soy rio y Amor que fluye
y lo que parecía oscuro no era más que menor grado de Luz
pero luz al fin

Cuando soy maga, crezco
florezco
Vivo

Anaiz Quevedo

2 comentarios:

Eliana Quintero dijo...

Anita no tengo palabras, lo único que me ocurría cuando te leía, y sabes que manejamos lo mismo, es darle Reenviar a tu correo invitando a leer esto, pa´que a un montón de gente que necesita ayuda le llegue tu mensaje y así se multiplique...
Besos
Eliana Quintero
http://elianaquintero.blogspot.com/

Juan Miguel Bueno dijo...

Saludos desde España de otro lector y seguidor de la obra de Enrique Barrios. Está muy interesante tu texto, yo también intento mantener despierto a mi mago interior.