domingo, 27 de septiembre de 2009

Ser Maestr@

Recientemente conversaba con una amiga estudiante de educación en mi país sobre qué era exactamente ser maestr@.

Me fui a casa luego con muchas reflexiones. Si bien es cierto que esta palabra está primeramente ligada a quienes se desarrollan en el ejercicio docente, el mundo está lleno de ell@s en todos los ámbitos.

Sin duda un maestro o maestra es alguien que más que conocimiento tiene sabiduría. Con una frase puede transmitir información valiosa pero más que palabras para mi un maestro es acción. Modela con el ejemplo de su propia vida, porque lo es cuando enseña y cuando se supone que no.

Cuantas veces no nos ha pasado que aquel ser maravilloso dentro de clase o en el staff es "alguien" y fuera es contrario a lo que predica. Y con esto no me refiero de ninguna manera a que un maestro es perfecto, hablo de COHERENCIA entre lo que se dice y lo que se hace. No podemos dar lo que no tenemos, ese proceso para mi es clave en la maestría de la Vida, vamos todos tratando de mejorar esto en particular consciente o inconscientemente.

Cuando les comentaba lo de la perfección, vino a mi cabeza la reflexión de que ni siquiera los santos son perfectos. Creerse perfecto está ligado al ego, ¿Cómo no fallar, si de los fracasos se aprende muchísimo, del éxito también, pero justamente aprendemos de las preguntas cuyas respuestas no nos esperamos.

Allí me topé con otra caracteristica: un maestro reconoce sus errores, no se averguenza de ellos, los supera y sigue adelante porque total cada segundo tenemos la oportunidad de crecer.

Los maestros saben combinar humildad con asertividad. Asimismo saben reconocer su propio valor con el único fin de transmitir sabiduría.

Cada uno de nosotros puede ser maestr@. Por eso es tan importante fijarnos en qué modelaje estamos dando, en nuestra familia, con nuestras amistades, con la comunidad, con la sociedad.

Una palabra, un gesto, puede impactar la vida de otra persona. Puede cambiarla. Así que otra característica: Un maestr@ es agente de cambio, transforma poco a poco o velozmente su entorno. Tiene un liderazgo transformador.

Ser maestr@ es un acto sublime, es un acto de valentía porque nos invita a estar constantemente en el presente para mejorar el futuro.

2 comentarios:

José B. dijo...

De acuerdo con Anaiz, se requiere ser maestros/as para la transformación social, a partir de la coherencia entre lo que se piensa, se dice y se hace. Por ejemplo, en materia de libertad, es común invocarla, pero sin que haya una identificación con este valor superior. Transformar, empezando desde la paz interior, y con el norte colocado em la dignidad de los seres humanos.

Clara Franco dijo...

Excelente Anaiz...de verdad que 100% de acuerdo...aunque cuesta demasiado....